Prevención del cáncer de mama

El cáncer mama es el tipo de cáncer más común en mujeres  y representa la causa principal de muerte en mujeres entre los 45 y 55 años de edad, siendo el segundo lugar el cáncer del pulmón.

Si usted es una mujer, ya tiene riesgo de padecer cáncer de mama. 

El riesgo para desarrollar cáncer del pecho depende de una combinación de factores de estilo de vida y características personales conocidas como “factores de riesgo”. Los siguientes factores de riesgo se relacionan al cáncer de mama y pueden ayudarle a hacer un seguimiento con su médico:

  • historia familiar de cáncer de mama, especialmente su madre, hermana(s) o hija(s)
  • edad (en general, entre más grande sea, mayor el riesgo).
  • no tener hijos propios.
  • tener su primer hijo o hija después de los 30 años.
  • primera menstruación a una edad muy temprana.
  • historia de enfermedad de la glándula mamaria que requiere biopsias.
  • factores hormonales: el uso de terapia hormonal de reemplazo puede asociarse con un aumento en el riesgo de cáncer del pecho.
  • dieta y estilo de vida: los estudios encuentran que existe un aumento en el riesgo de cáncer de mama en mujeres que llevan una alimentación alta en grasas y que toman alcohol. El ejercicio (especialmente en mujeres jóvenes) se asocia con una disminución del riesgo de cáncer del pecho.

Modificando sus factores de riesgo

Algunos factores de riesgo como la edad y la historia familiar no pueden ser modificados, otros sí. Por eso se deben conocer las  medidas preventivas para cambiar los otros factores de riesgo que sí pueden ser modificados como:

  • Coma una dieta saludable incluyendo vitaminas, antioxidantes, frutas y verduras.
  • Evite el sobrepeso y haga ejercicio regularmente.
  • Reduzca el tiempo de uso de anticonceptivos.
  • Si es posible, tenga sus embarazos antes de los 35 años.
  • Dé pecho por lo menos 6 meses.
  • Limite o evite el uso del alcohol.
  • Hágase un auto-examen del pecho cada mes, siete días después de su menstruación. Si usted ya no menstrúa, elija un día del mes y hágase el auto-examen ese día todos los meses.
  • Visite a su ginecólogo cada año para que él o élla le realice un examen del pecho.
  • Se  recomienda una mamografía (para ayudar a identificar cualquier cambio en sus pechos) para las mujeres de 35 a 39 años de edad  y para las mujeres de 40 años o más, un mamografía anual.
  • Si existe cáncer de mama en su familia, hable con su médico y pregunte sobre las pruebas genéticas y si éstas pueden ser de beneficio para usted. Si existe una mutación genética, existen varias alternativas para prevenir el desarrollo del cáncer de mama.