¿Qué tipos de tratamientos de reproducción asistida existen?

 

Tener un hijo es una de las decisiones más importantes y, a la vez, maravillosas de nuestra vida. Este acontecimiento hará que nuestras prioridades cambien y que relativicemos los problemas de nuestra vida diaria que a menudo nos quitan el sueño.
No obstante, en numerosas ocasiones el proceso para concebir no es lo rápido o idílico que suponemos, y nos podemos encontrar ante impedimentos, principalmente asociados a nuestro estado de salud o anomalías en el sistema reproductor de muy diversa índole, que imposibilitan la concepción y el desarrollo óptimo de un embarazo.
Pero por fortuna la medicina ha experimentado un espectacular desarrollo que pone a disposición de las parejas que no pueden concebir, con la frustración y desasosiego que conlleva, tratamientos de reproducción asistida que les permitan formar una familia.
Así, a la hora de considerar los principales tratamientos de fertilidad o de reproducción asistida existentes en la actualidad, debemos enumerar los que se recogen a continuación:
  • Inseminación Artificial; se basa en un procedimiento a través del cual se realiza la colocación artificial y directa de espermatozoides en el interior del útero femenino, con la finalidad de facilitar el inicio del proceso de gestación.
  • Fecundación in vitro; se trata de un tratamiento de reproducción asistida dirigido a la fecundación de los ovocitos por espermatozoides en un escenario artificial que simula al máximo las condiciones naturales, para conseguir el desarrollo de los embriones y posibilitar su introducción posterior en el útero.
  • ICSI (Inyección Intracitoplasmática de espermatozoides); radica en una técnica específica de inseminación de ovocitos a través de la introducción de un único espermatozoide en el interior del citoplasma de un ovocito.
Más allá del tratamiento de reproducción asistida elegido, la disposición positiva de la gestante y, en su caso, de su pareja, supone un elemento fundamental para llevar a buen término el proceso de fertilización, así como la introducción de aquellos cambios en su estilo de vida que contribuyan a incrementar las posibilidades de un embarazo con éxito.
En este sentido, nos encontramos ante toda una serie de consejos generales para el desarrollo óptimo de un tratamiento de reproducción asistida, entre los que podemos destacar los que se recogen a continuación:
  • Como hemos comentado anteriormente, es altamente recomendable desarrollar unos hábitos de vida saludables, en cuanto a nuestra alimentación y a la eliminación de prácticas y consumos nocivos, como el tabaco, el alcohol o la cafeína.
  • Asimismo, será fundamental evitar situaciones de estrés que pueden afectar negativamente al proceso de fertilización o incluso al desarrollo de la gestación.
  • Disponer de unas altas dosis de paciencia y positividad es un elemento esencial para alcanzar el éxito en los procesos de fertilidad, ya que estos pueden, en numerosas ocasiones, dilatarse en el tiempo.
  • En consonancia con el punto anterior, es muy importante tener presente que estos tratamientos están sujetos a un cierto riesgo de contratiempos, que tendremos que asumir sin sentirnos culpables por ello.
  • Solicitar, en caso de que se considere necesario, el apoyo psicológico de profesionales especializados en este ámbito, lo que permitirá ejercer un mayor control sobre nuestras emociones y miedos.
En las pólizas de salud de AXA incluimos tratamientos de infertilidad en centros concertados, infórmate.

Más información en:

Mastery, Agencia Premier AXA Seguros, especialistas en Salud

 -SMS: 677494261     salud.mastery@agencia.axa.es  
Tel. 934 739 090 • 918 289 572 • 955 133 351